Capitulo 23 !! disfrutenlo dejen sus comentarios en el chat del blog bye xD

El momento de actuar:

Estaba decidida, no me iba a dejar amedrentar, era momento de actuar y con la mayor astucia posible, pensar con cabeza fría no era una opción, el resentimiento de ayudaría más de lo conveniente, no me importaba en lo absoluto lo que sucediera. Quería verla pudriéndose de la cólera, deseaba aplastarla, demostrarle que estaba resuelta a luchar; su dificultosa cabeza no le daba para pensar más, esa estúpida era una completa inútil, su mínimo e insignificante cerebro no le daba para más, así que allí le expondría cuan ágil y astuta era yo. Jessica no era mejor que yo.

La rabia era inmensa, sin embargo la frustración no tanta, él tenía su seño fruncido “está molesto” pero encorvado mirando al suelo “o más bien inseguro” , yo al contrario tenia los brazos cruzados solo lo observaba a él , quería analizarlo. Poco a poco se fue acercando, hasta quedar el frente mío y de la misma forma como caminó, subió su vista a mis ojos “vamos hazlo”, reparé profundo debía entrar en el papel, esto haría que se confundiera aun más y lo estaba logrando, fruncí mi seño, no lo miré a los ojos, tensé mi quijada y empecé a actuar

-necesitamos hablar- dije manipulando la voz de manera que se oye más ronca de lo normal

-yo…-Mike no sabía cómo empezar

-shhhhh- lo interrumpí colocando un dedo en sus labios, empecé a respirar rápido y reprimir mis sentido, manejando mi cuerpo, volví a respirar profundo –esta vez es hora de que yo hable-quebré mi vos fácilmente ”no pierdas tiempo, no te relajes, debes inestabilidad tu cuerpo emocionalmente” seguí las instrucciones, las conversaciones con mis amigas me ayudarían a llevar mejor a cabo mi cometido; en ese instante recordé a Rosalie, en nuestra , bueno conversación intima conmigo y así fue como miré al cielo, trataba de mostrar inseguridad al igual que ella-por favor…por favor discúlpame-contuve el aire – de verdad…- fijé mi ojos en los suyos, ya los sollozos pronto se asomarían- han pasado muchas cosas- mis pulmones no aguantaban más el nudo en la garganta estaba apareciendo “lo estás haciendo estupendo”- y me he desquitado contigo- mis ojos estaban borrosos las lágrimas impedían mi visión, los cerré fuertemente para que se derramasen en mi rostro, el sentimiento era igual al del llanto, solo que este no tenía la tristeza propia de un sollozo-pero…-abrí los ojos nuevamente y volví a dejar de respirar-entiéndeme, mi vida es un completo desastre- un vacio en el pecho de apoderó de mi, mis pulmones iban a colapsar- un papá al que odiaba, apareció de la nada, y el motivo no es sencillo-hice una pausa respiré otra vez profundamente y parpadee un poco, otras lágrimas se divisaron en mi semblante- resulta que… está a punto de morir-caminé lejos de él observando el paisaje- y lo peor de todo…-voltee mi mirada, conteniendo otra vez la respiración- es que ahora está grave- él me observaba con asombro y culpabilidad-¿y quién es la culpable?... esta imbécil que está aquí-“acelera tu respiración, sofócala de manera que él no se dé cuenta” así lo hice, tapé mi boca con mi mano- y me siento la peor de las personas… las más mísera de todas-elevé mi vos al pronunciar la última frase, él se acercó mansamente hasta abrazarme, yo solo paré otra vez mi respiración, mi corazón estaba acelerado, y el llanto era casi imparable-perdóname- intenté parecer vencida recostándome en su regazo y propiciando más sollozos.

-shhhhhhh- acariciaba la espalda sutilmente, yo seguía manipulándome, riéndome internamente celebrando mi logro “¡de verdad que es un imbécil!”-aquí estoy yo-esta vez lo abracé enérgicamente

-perdóname por favor- quebré otra vez mi vos

-no tengo nada que perdónate- detuvo el abrazó y sujetó rostro en sus manos- óyeme bien… no te tengo nada que perdonarte… el imbécil he sido yo- su tono era ronco- por mis estúpidos celos he actuado así… debí saber que si no contestabas, era porque algo importante estaba ocurriendo…-cerro sus ojos y los volvió a abrir- tenias razón… soy un cobarde… por eso no me atreví a ir a tu casa-el llanto seguía fluyendo en mi, de modo que con su dedo índice, suavemente secó mis lagrimas “está arrepentido”-llores… no me gusta verte así- suspiró- me siento una basura cuando lo haces-hizo una pausa- perdóname tu a mi por ser tan imbécil y pensar cosas que no eran… por favor perdóname-fruncí mi seño

-no tengo nada que perdonarte- gemí entre los sollozos y sin aire en los pulmones

-por favor… hazlo- suplicó, estaba inquieto ansioso por verme como estaba

-te amo- me puse de puntillas, tomé su rostro en mis manos , acerqué mi boca a la suya y cerré mis ojos, él estaba completamente vencido, así que sin la más mínima oposición me besó, de una forma lenta y a la vez tierna, como nunca antes lo había hecho. Si mi cuerpo estaba inquieto ahora no, toda la concentración interna que tenía se fue para abajo, valla que ese estúpido besaba bien, seduciéndome completa, como una serpiente lista para matar, y yo como la presa más inexperta de la tierra derrotada ante sus acciones, él era como el fruto prohibido, atrayente y delicioso al degustarlo; como el más perfecto movimiento bajó sus brazos a mi cintura, llevándome cada vez más hacia él, yo de la misma forma, enredé mis brazos en su nuca, no quería separarme de él, besarlo era como una droga, cada vez necesitaba más y más, era una adicta a sus besos. Él por su parte, tenía la respiración entrecortada, su corazón acelerado, manso ante mis acciones y también vencido ante ellas, sus labios tibios y suaves, únicos y encantadores, actuando en los míos maravillosamente, su lengua fascinante ágil y experta deleitándome con cada mínimo y sutil movimiento, todo absolutamente todo él era exquisito.

No supe cuanto tiempo pasó, hasta que nos separamos, yo no quería y por lo visto tampoco el, mas toda la vida no podrimos durar en aquello; abrí mis ojos y su semblante estaba sonriente y sus ojos brillaban al igual que yo estaba él estaba asimilándolo con la más estúpida pero bella cara que haya visto en el mundo, sigilosamente abrió sus ojos, brillaban como diamante “pobre idiota”

-me supongo que ese es un si ¿verdad?- parecía un niño con juguete nuevo, esta idea me hizo reír

-supones bien- seguíamos abrazados, y volvimos a besarnos, ese si era un beso de él, fuerte impetuoso, pasional, todas esa cualidades lo hacían único e inigualable, yo completamente prisionera ceñida y adherida a ellos, completamente sumergida en él, en su boca, en sus caricias, tantas emociones en un solo cuerpo, pareciera que iba a explotar de tantas cosas, aunque de algo si estaba segura, yo era plena y dichosa, mi primera parte del plan había comenzado

Luego de tantas mimos y roces sutiles, nos hallamos desconcertados ya seguramente había sonado el timbre para la tercera clase, Mike me había pedido que me quedara con él, pero no podía hacerlo, debía ir a la cátedra, no podía quedarme con él, acordamos hacer como si nada hubiera pasado, de todos modos no podíamos estar juntos, esto era un secreto. Al entrar al aula, el profesor hizo caso omiso de mi llegada Bella apartó mi lugar como de costumbre, aunque esta vez su expresión no era la misma de siempre, mas al sentarme a su lado no se tomo la atención ara preguntar, en eso éramos muy parecidas, no éramos entrometidas, al terminar la lección, era hora de almorzar, salimos juntas hablando de cosas sin importancia pero al llegar al comedor debí esperarme lo que sucedería

-¿te importa si rapto a esta chica en el almuerzo?-interrumpió Tom sorpresivamente, Bella me observó y luego a el

-claro… no hay problema-yo estaba aturdida, no quería que Bella me dejara sola con él, bueno en realidad sí, pero el hecho de que estuviéramos relativamente solos, me ponía nerviosa

-y entonces-rompió el silencio mientras comíamos-¿no me vas a decir lo sucedido?- de inmediato negué con la cabeza, tenía una fruta en mi boca-¿por qué no?- me miró a los ojos firmemente, de inmediato al corazón se me aceleró

-porque no- seguí comiendo-por cierto-después de otro rato de silenció hablé-Al fin ¿Cuál es mi disculpa?-debía cambiar el tema, Tom me observó con una media sonrisa picara

-todavía no lo puedes saber- siguió mirando de esa forma tan suya.

-¿porque no?-imité su pregunta, ya el ambiente se estaba relajando, no sabía qué pero Tom tenía algo especial de los demás

-porque no-sobreactuó ante la respuesta, en un momento de distracción volteé mi mirada, Mike estaba viéndonos, observándolo a él fijamente y con rudeza, él al notarme cambió su expresión y disimuló su impaciencia, otra vez estaba celoso “pobre sabandija”

-¡no me hagas esto!-suplique mirándolo a los ojos

-el sábado te enterarás-siguió con las ironías, no me importó, estar con él me alegraba el día. En fin… el almuerzo estuvo bueno, aunque por un lado tenía remordimiento por Bella, pero este desapareció después de hablar con ella, comer con la garrapata de Jessica debió darle una indigestión horrible, pobre de mi amiga; la tarde fue igual de tediosa que la mañana cases iban y venían todo tan monótono como siempre. No volví a ver a Tom o a Mike, al salir de clases lleve a Bella a su casa y me dirigí al hospital. Mamá Estaba cansada y ojerosa , necesitaba relajarse, si bien yo era menos de edad había algunas restricciones en el Hospital en cuanto a ello, en pocas palabras, dormí en la sala de espera; a mi madre le había tocado lo mismo que a mí ya que con en enfermos graves como papá , eran limitadas las visitas y por ende era de suponerse que tampoco podría dormir con él en la habitación, no reposé muy plácidamente, y cuando ya estaba profunda una fuerte agitación me hizo abrir los ojos , las enfermeras estaban agitadas , un equipo eléctrico pude divisar con ellas, eran esas planchas eléctricas que se utilizaban para revivir a una persona por medio de choque eléctricos, yo por mi parte estaba desorientada y confundida, aunque quería saber que era lo que sucedía

-¿Qué sucede enfermera?-pregunté a una de ellas, no sabía si contestaría

-el enfermo de cuidados intensivos, se complicó- respondió alguien por ella , de inmediato el corazón se me aceleró, fue como si el mismo balde de agua fría de la otra vez cayera sobre mi cuerpo lentamente tensándolo firmemente, empecé a hiperventilar, los nervios se me pusieron de punta un vacio doloroso en el pecho se incorporó a mi cuerpo, papá era el único paciente de cuidados intensivos “¡papá no!” el nudo en la garganta era real, mis ojos se estaban llenando de lagrimas “¡por favor papá no!“.

Continuará....

8 comentarios:

Anónimo dijo...

ayyy no puedo esperar!!! porfis publiquen el otro rapido!
xD

Anónimo dijo...

q paso q desde ya casi un mes no publican nada???????

Anónimo dijo...

aaaaaaa.... kiero seguir leyendo pero si no lo publican ya me voy a desesperarrrr!!! me encanta, por favor, suban mas capitulos, sigan así, están genial!!! Felicidades por el blog!!!!

marmi dijo...

Hola!me encanta Prisionera, esta super chula la historia pero me gustaria saber si vais a seguri publicando nuevos capitulos porque estoy enganchadisima, entro todos los dias para comprobarlo pero nada. Un beso.

almendra dijo...

hola hace poco encontre su pagina
y empece a leer prisionera pero veo q no han publicado mas...ya no van a seguir publicando??....la verdad me gustaria q si lo hicieran xq m gusto mucho he leido varias historias en los metros y otras paginas y para ser sincera esta novela m ha gustado mucho es que es algo...hay no se creo q m identifico con el personaje principal...bno m largo espero y sigan publicando la novela 8[

Anónimo dijo...

porke ya no publican mas capitulos ase mucho ke no le hacen ya no aguanto deseo leer otro porfa publiken mas

Anónimo dijo...

porfa publeken otros capitulos enverdad que esta recontra nteresante no nos castigues asi porfa te lo supliko publika de inmediato ¿no crees k ia es mucho tiemo? wueno = seguire esperando pero no nos merezemos esta insertidumbre!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

(l)porfa publiken!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!