Hola chicas el nuevo capitulo de prisionera disfrútenlo!!!!
Bueno y tambien queria informarles que ya estan los horarios para prisionera los dias
Jueves y Domingo seran los dias de publicaciones saludos espero que dejen sus comentarios!!!! bye

Capitulo 18:
Agradecida:

Ya habían pasado dos días de todo el torbellino en mi vida, llamadas de mamá iban y venían, llamadas cada vez más confusas e intrigantes, llenas de preguntas sin contestar, un dilema pronto se resolvería con mi llegada a casa. Era lo que más esperaba, gracias a dios era fin de semana, yo estaba recuperada; debía volver, si no mamá sospecharía algo.

Todavía no lograba acostumbrarme a los Cullens, me era difícil hacer como si nada hubiera pasado. Cada vez me sentía más incomoda con ellos a mi alrededor, en el tiempo que había transcurrido la incomodidad seguía, no les dirigía la palabra a menos que fuera para agradecer o contestar las preguntas del Doctor Carlisle sobre CÓMO ME SENTÍA; cosas tediosas que no valían la pena. De cierto modo estaba resentida, pero a la vez apenada; no era fácil acostumbrarse a situaciones como esas, donde un 90% de las cosas eran anónimas para mí.

Al despertar volvió el ambiente emocional turbio, una sola persona causo aquella situación, y allí estaba sentada en su sillón inmóvil, con los pies cruzados al igual que sus brazos, su semblante no aparentaba absolutamente nada, estaba mirándome a los ojos fijamente

-Debemos hablar- dijo Alice relajándose un poco, soltando sus brazos para luego entrelazar las manos, yo otra vez bajé la mirada, me recosté en una pared con las piernas juntas y a la vez flexionadas, de modo que mi cabeza pudiera descansar en ellas – necesito que por favor me mires a los ojos- hablo ella, mientras se acercaba hacia mí, yo no sabía qué hacer, así que seguí mi instinto y fije mi mirada en ella, totalmente erguida-gracias… -hizo una pausa- me imagino que por tu cabeza deben estar pasando miles de preguntas, y es lógico pensarlo…debes verme como un fenómeno , también es posible suponerlo…pero quiero que sepas que me duele lo que haces; sé muy buen que puedes estar resentida por lo que sucedió.. Te pido disculpas por eso- colocó su mano en su mejilla al hacer una pausa- pero compréndeme…- respiró profundamente y miró en mi dirección- es muy complicado entenderlo… no puedo hacerte esto… eres mi amiga y quiero lo mejor para ti, no te haría daño nunca ni a ti ni a Bella- se me estaba haciendo un nudo en la garganta “contrólate, dijiste que ibas a ser fuerte”-sin embargo quiero que sepas una cosa-tomo mis manos en las suyas- si necesitas ayuda allí voy a estar para apoyarte …- una lagrima se escapo de mis ojos- y… no me arrepiento de lo que hice,¿ y sabes por qué?...porque te quiero- otra lagrima se asomó en mi rostro, ella inclinó su cabeza y con su mano fría y suave, limpió mis sollozos, mi mirada ya estaba en el suelo, estaba conteniéndome de no llorar a trapo tendido y lo estaba logrando, Alice besó mi mejilla y se dirigió otra vez a mi- recuérdalo … te quiero- y sin más ni más se alejó de la habitación.

Fue corta y concisa, esa duendecilla siempre iba al grano sin rodeos, lo peros de esto era que yo tampoco soportaba esto “pero qué hacemos ¿fingimos que todo está bien?” esa no era una opción, era imposible hacerlo “¿sabes? Me gusta que soportaste la situación” podía ser gratificante, aunque sentía un vacio en mi alma, no expresar lo que sentía era arduo, además no era cualquier cosa la que estaba ocurriendo en mi vida.

Luego de unos segundos de la visita inesperada y de meditar calmadamente, me vestí, me aseé y con toda la vergüenza del mundo bajé a comer, allí Esme me esperaba con una gran sonrisa y una mirada única de una madre

-hola ¿Cómo te sientes?- ella se dirigía a mí con sus ojos brillantes, como el de un niño lleno de vida y alegría

-bien gracias ¿y usted?- le sonreí de recompensa u poco apenada todavía

-estupendamente bien- volvió al sonreír guiñándome un ojo

-¿señora Esme?- pregunte inocentemente

-ya te dije que no me digas señora, dime solo Esme- hablaba sin perder concentración en la cocina

-ok , Esme –hice un gesto de redundancia- quisiera darle las gracias, por las atenciones de su familia para conmigo

-no hay de que mi cielo… por cierto… ya está tu desayuno, espero que te guste- me mostro un plato con, con panqueques con alguna crema y dos fresas semejando una cara feliz, era chistoso verlas ya que me recordaban mi infancia

-muchas gracias, de verdad, no debió hacerlo- estaba un poco apenada

-no hay de qué…. Espero que te comas todo esto, lo hice especialmente para ti – la comida estaba super deliciosa, ese señora era un astro en la cocina, además ella era lo única de su familia con la que compartía; me terminé el aperitivo en un santiamén, y cuando lo hice Jasper apareció y me fulminó con la mirada, no sé por qué pero verlo siempre me perturbaba, en los instantes en que estábamos cerca una sensación de miedo me acechaba, el chico con solo verme se apartó con su rigidez peculiar.

Cuando terminé de comer, me encontré a Bella y a Edward, el como siempre era distante, trataba de darnos privacidad

-buenos días- acotó él

-hola fray, ¿Cómo estás?- Bella habló

-bien… buenos días Edward- dije con un tono cotidiano y a la vez aislado-Bella necesito un favor tuyo-Edward se marchó

-si dime-

-por favor necesito una hoja y un lápiz- ella frunció el seño pero me los trajo, allí escribi una nota de agradecimiento al Doctor Carlisle, por todo lo que había hecho por mí, está bien, yo había sido un poco descortés hasta el momento, debía enmendar un poco las cosas, además como dice el dicho, LO CORTÉS NO QUITA LO VALIENTE, y no era solo por cortesía, ese hombre se merecía más que las gracias y una disculpa. Al terminar el escrito, le pedí a Bella que cuando llegase de su excursión con Emmett se la entregara.



Al ir rumbo a casa recibí dos llamadas, la primera fue de alguien que no esperaba

-¿hola?- el celular identificó la personita que llamaba , una que no sabía cómo había obtenido mi número y además tampoco tenía conocimiento del modo en que figuraba en el celular, sin embargo yo disimulé dando entender que desconocía el destinatario de la alerta telefónica

-oye!!! Por fin contestas- la voz de Tom siempre me alegraba el día

-disculpa ¿Quién eres?- me hice como la que no quiere la cosa, no podía darle a entender nada.

-quien más…Tom- sobreactuaba, este chico siempre asomaba una carcajada en mi semblante

-aaaa hola- aparentaba sorpresa, era una buena actriz

-nos tenías preocupados aquí en la escuela…¿qué sucedió contigo?- sonaba preocupado

-nada importante- hablé con desanimo, el suspiró

-está bien… vienes mañana ¿verdad?- parecía ilusionado

-creo que si…¿por qué?-

- no por nada- dijo con tono peculiar, a continuación alguien lo interrumpió con una especie de grito ronco, lo que me hizo pensar que era jhon quien gritaba- ya voy… - tom replicó- bueno… creo que te dejo-

-está bien-

-Solo prométeme algo- mencionó con un tono serio

-dime-

-no te vuelvas a perder por favor- esto no parecía broma, hablaba muy sensato, esto me emocionó, “deja de ser estúpida ¿sí?

-ok lo prometo- disimulé una risa

-te lo digo en serio- otro grito se oyó-dije que ya voy-gritó él con rabia- ummm… disculpa…. nos vemos mañana ¿ok?

-adiós y tranquilízate – reí y colgué. Segundos después fue mamá

-bendición mami- platiqué entusiasmada

-dios te bendiga hija… ¿ya estás en camino?- no dio evasivas

-si mami, ya voy a casa, Bella está conduciendo el auto-

-por favor ven al hospital- otra vez estaba siendo confusa

-¿qué sucede mamá?-no entendía nada

-no te preocupes por mi… aquí te explico…-

-pe…-no pude pronunciar la palabra completa, mamá ya había colgado

Cuando llegué al hospital, ella estaba sentada en un sillón ansioso, encorvada y mirando al suelo, la inspeccioné mas no tenía ni un rasguño GRACIAS AL CIELO, ella al verme me abrazó con gran fuerza

-gracias a dios que viniste- se le quebró la voz, mamá estaba llorando, yo le devolví el abrazo sin pensar, pareciera como si por fin pudiera quitarse un peso de encima

-¿qué sucede mamá?- estaba anonadada, ella seguía llorando, ligeramente, abrazándome con muchas fuerzas, “¿Qué hacemos aquí? ¿Porqué mamá está llorando?” todo era raro, extraño, confuso, esto tenía que ver con lo que mamá estaba ocultando, y no podría ser bueno por el llanto de mamᔿQué sucede?” ahora la ansiosa era yo.

Continuará..
Dejen sus comentarios!!!

3 comentarios:

WilmarxD dijo...

ahi q bn ahora ya se conq frecuencia los vas a publicar muchas gracias x una historia tan buena! se les quiere

Noresca dijo...

Hola... esta muy bien lo q escribes, tienes mucha creatividad... Disculpa q haga esto por aqui pero no consegui otra forma y cuando de escribe hay q estar pendiente de todos los detalles... En esta linea: Luego de unos segundos de la visita inesperada y de meditar calmadamente, me vestí, me hacié y con toda la vergüenza del mundo bajé a comer... creo q cuando dices "me hacié" hablabas del verbo asear y deberias haber colocado aseé. Gracias y de nuevo disculpa.

montse nessie cullen dijo...

hola oye tengo curiosidad de q tan frcuente estas publicando tu historia a por sierto escribes genial y tienes un ingenio y una facilidad para decir las cosas q guauu esta genial buenote dejo a si la respuesta me la puedes poner en mi blog o en mi correo te lo agradeceria muxo
mi blog es http://familiacullenbf4e.blogspot.com
y mi correo es montsevergarar@hotmail.com